EL ÉXITO DE LAS CÉLULAS MADRE ES IRREFUTABLE

Herald_and_El_NUevo Logo

En mi opinión, una de las cosas más difíciles para aceptar de un nuevo tratamiento, es cuándo este cambia la filosofía o parámetros previos, con el cuál se estaba acostumbrado a medir los resultados anteriores. En otras palabras, cuándo revoluciona todos nuestros conceptos previos. Las células madre no son una excepción a esta regla.

Hace 6 semanas, trajo a su esposa Eduardo K. un doctor cubano que aún tiene cátedra en la Universidad de Pittsburg cómo profesor auxiliar de medicina interna y nefrología. En esencia, nos vino a ver para evaluar la posibilidad de utilizar las células madre en su esposa para un dolor crónico de su tobillo y pie en vez de someterla a una riesgosa cirugía.

Sin embargo, al poco tiempo de proceder con el examen, la revisión de los exámenes y resonancia o MRI, (e intercambiando de mis impresiones y sugerencias sobre el potencial tratamiento con células madre), me pude dar cuenta que Carlos K no creía mucho en las células y que pensaba que no había mucha evidencia de su efectividad y que (en realidad) era su esposa quién lo había arrastrado a mi consulta.

Cómo siempre y respetuosamente, le expliqué que en realidad las células reparaban el cartílago de forma microscópica y esto no se iba a reflejar en las radiografías inmediatamente. Sin embargo, el dolor iba a desaparecer y se recuperaría la movilidad a pesar de no verse radiológicamente cambios inmediatos.

Debido a que las posibilidades de María no eran muchas y ya habían fallado meses de terapia, medicinas, infiltraciones y cirugías previas, el doctor Carlos K accedió a los deseos de su esposa de implantarse las células madre de tuétano y grasa en el tobillo sin mucho entusiasmo.

Esta mañana ambos vinieron a la consulta de seguimiento, después de 6 semanas del implante. Sorprendentemente, María estaba 60 % mejor, algo que no había podido lograr a pesar de muchos años de tratamientos y de visitas a diferentes hospitales famosos y médicos en los EEUU. Su cara y la de su esposo reflejaban una felicidad infinita. En realidad, les expliqué que sus propias células ¡habían actuado mucho más rápido de lo que esperaba…tal vez para darle una lección a su esposo!

Al despedirme, el doctor me dijo primero en inglés y luego en español: “A pesar de que aún no creo lo suficiente en las células madre, no dejo de reconocer en su éxito irrefutable“, sonriendo ambos se despidieron de mi y de mi equipo.

Por mi parte, me quedé pensando en las palabras del doctor. El ser humano es tan incrédulo que necesita tres veces equivocarse para reconocer la virtud de lo que no creía.

Así que si usted, un familiar o amigo están interesados en recibir tratamiento con Células Madre o PRP llámenos al (305) 598-7777. Para más información, visite www.stemcellmia.com en español o en YouTube @Stemcellmiami, síganos en FB o Twiter. El Dr. Castellanos estará agradecido de que comente sobre el artículo o si desea escribirle directamente hágalo a: stemdoc305@gmail.com