Ante todo, espero que hayan podido disfrutar de la celebración del Día De Acción De Gracias el jueves pasado, en conjunto con todos sus seres queridos.

Esta semana, quisiera explicar dos diferencias muy importantes cuando hablamos de distintos tratamientos disponibles en la actualidad en todo este nuevo mundo de la Medicina Regenerativa, de la cual somos pioneros de su aplicación clínica.

Algunas células del organismo producen unas proteínas muy importantes llamadas factores de crecimiento (FC), citoquinas (CQ) y micro-RNA (mRNA), que son responsables de controlar el proceso inflamatorio en el organismo e indirectamente estimular la proliferación celular. Entre estas células, las más conocidas son las plaquetas y los progenitores de células madre de médula ósea y de grasa. Además, podemos obtener los FC y CQ de células del cordón umbilical o un área de la placenta llamada gelatina de Warton, de las capas de la placenta o del líquido amniótico.

Aparte de aportar los FC, CQ y mRNA, algunos tejidos como la grasa y la médula ósea además aportan lo que recibe el nombre de MSC o Células Madre Mesenquimales. Estas CMM son  de vital importancia para lograr la regeneración de los tejidos dañados. Cuando hablamos de placenta, solo podemos obtener células vivas del área que mencioné anteriormente llamada gelatina de Warton. En conclusión: ni las plaquetas, ni los tejidos derivados de placenta tienen CMM.

Las CMM (como mencioné anteriormente) son de vital importancia ya que en condiciones de laboratorio son capaces de multiplicarse infinitamente, cosa que por supuesto no creo que suceda en el organismo, pero si de multiplicarse varias generaciones. Ellas son el objeto que los científicos tenemos en la mirilla, ya que producen un sin número mayor de FC, CQ y mRNA,   además de ser capaces (al multiplicarse) de transformarse en las células del tejido afectado, siempre y cuando este tenga un origen parecido (cartílago, hueso, tendón, músculo y ligamento) a esto le llamamos: multi-potencialidad.

Es muy importante para las futuras clínicas de células madre ofrecer todos estos productos, ya sea PRP, CMM derivadas tanto de grasa como de médula ósea, células derivadas de tejidos placentarios y los propios tejidos de placenta. En nuestro instituto de StemCell Miami trabajamos con todos estas herramientas, lo que hace del tratamiento “más que un procedimiento”, sino realmente es a lo que nosotros le llamamos “su experiencia  regenerativa.”

En otras palabras, si tres pacientes llegaran hoy con dolor de rodilla a nuestro instituto al mismo tiempo, cabe la posibilidad muy real que los tres terminen con tres tratamientos diferentes. El primero, con una combinación de CMM derivadas de grasa y médula ósea, el segundo con una combinación de PRP de cuarta generación (y tejido de placenta) y el tercero con una combinación de todos los anteriores. Todo en dependencia de la edad y la naturaleza de la lesión.

Si usted, un familiar o amigo están interesados en recibir tratamiento con Células Madre o PRP, llámenos al (305) 598-7777. Para más información visite: www.stemcellmia.com en inglés y español o en YouTube @Stemcellmiami. También síganos en FB y Twitter. Stem Cell Miami estará agradecido de que comente sobre el artículo o si desea escribirle directamente hágalo a: info@stemcellmia.com  

 

 

 

Translate »