Hoy tuve un día bien ocupado, entre los casos de seguimiento de los numeroso procedimientos de células madre de diciembre, los cuales les confieso han evolucionado de maravilla y también evaluando nuevos casos que acuden con la esperanza de salvar su articulación o columna. Principalmente todos estos pacientes desean liberase de su terrible batalla contra ese enemigo gigante, que es el dolor. Así que me dedico a escribir esta reflexión sobre algo que me llamó mucho la atención durante los días que tuve acceso a la televisión durante el receso de fin de año.

Primero, pude constatar la cantidad de anuncios de múltiples oficinas de abogados, los cuales están ofreciendo sus servicios para compensar a pacientes con implantes de rodilla y cadera defectuosos, algo que viene ocurriendo desde el 2010. Lo más triste es que estos casos (aparentemente bastantes) muy raramente, ni con una segunda operación logran resolver el problema.

Segundo, las noticias sobre la epidemia de opioides siguen siendo alarmantes y aparentemente, como dijera mi amigo y compañero de estudios el comentarista deportivo Jorge Morejón “la bola pica y se extiende” y no se visualiza una solución. Ahora resulta ser que aquellos que abogaron por suministrar estos “pain killers” liberalmente y de promulgar el dolor como el quinto signo vital, están pensando dejarlos de vender o limitarlos a una cantidad específica en muchos estados de la nación.

Tercero los antinflamatorios tanto con o sin receta, no solo siguen causando complicaciones cardiovasculares, infartos, sangramientos digestivos o cerebrales, sino que parecen estar relacionados también con la infertilidad tanto masculina como femenina y las farmacéuticas están disgustadísimas con la aparición de estos estudios y han arremetido contra los que los han sacado a la luz.

Entonces me dije, caramba que contraste todo este desastre con mis casos de Medicina Bilógica con el uso de células madre de tuétano, grasa, tejido de placenta o cordón o plasma rico en plaquetas, los cuales no solo han evolucionado de maravilla, sino que no han presentado ningún efecto colateral o complicaciones.

No sería justo decir que el implante está libre de molestias. Las hay, pero son pasajeras, usted se va a la casa caminando el mismo día y muchos de los pacientes viajan de vuelta a su país al siguiente día o de regreso a su trabajo.  Pero de ahí a complicaciones catastróficas como defectos en las prótesis, sobredosis de opioides o sangramientos es como del día a la noche.

Sin embargo, muchos aún se cuestionan cuáles son las ventajas de un tratamiento celular o biológico. Por ejemplo para tratar una artritis de rodilla o para una enfermedad en la columna,  sin darse cuenta que la respuesta está en sus narices: ¡Resultados Sin Complicaciones!

Así que si usted, un familiar o amigo están interesados en recibir tratamiento con Células Madre o PRP, llámenos al (305) 598-7777. Para más información visite: www.stemcellmia.com en inglés y español o en YouTube @Stemcellmiami. También síganos en FB y Twitter. Stem Cell Miami estará agradecido de que comente sobre el artículo o si desea escribirles directamente hágalo a: info@stemcellmia.com

 

 

 

 

Translate »