Hay decisiones que marcan nuestras vidas y ese es el caso de Gabriela IB, referida a nuestro instituto por su buen amigo Guillermo W. Ella me pidió personalmente que escribiera su historia, la cual además está accesible en video a través de nuestro canal (StemCell Miami) de YouTube.

Gabriela estaba padeciendo de un problema grave en su columna lumbar hacía cuatro años. Además, cada vez el dolor lumbar y su radiación a la pierna derecha, más conocida como “ciática” le estaban impidiendo su vida normal. Su resonancia magnética mostraba una degeneración y desgaste de los dos últimos discos, L4L5 y L5S1, además de una artritis progresiva en las últimas tres articulaciones o facetas de ambos lados de su columna.

Permítanme explicarle que para una persona como Gabriela, esta combinación de degeneración de las estructuras vitales de la columna como sus discos y sus articulaciones o bisagras, significa un deterioro progresivo en sus funciones de la vida diaria, lo que indirectamente también significaba una disminución considerable de su vida social.

Las alternativas que le ofrecían no eran nada halagüeñas, la terapia física y las inyecciones de cortisona (conocidas como bloqueos epidurales) no solo no le habían funcionado, ¡la habían hasta empeorado! La evaluación por 3 cirujanos no era nada optimista, le daban solo un 40 % de mejoría dependiente de una prolongada recuperación de más de 6 meses y la posibilidad de dos cirugías más. Finalmente, si no escogía estas opciones (o sencillamente no le funcionaban ninguna de ellas) estaría condenada al uso de por vida de opioides, medicina que la transformaría en una dependiente y adicta.

Pero luego su vida cambió drásticamente y sus horizontes se abrieron gracias a su amigo Guillermo, el cual había sido tratado por mí para un dolor de rodilla y se encontraba perfectamente. Sin embargo, como la información sobre los tratamientos celulares no está muy difundida, Gabriela se refirió al sitio de internet de nuestro instituto (StemCell Miami) y a las credenciales del doctor (un servidor) la cual estaba (y está) públicamente disponible y es la más alta entre los doctores de los EEUU que hacen medicina celular.

Hace 16 semanas le implantamos una combinación de células mesenquimales (MSC) de hueso y de grasa con células de placenta y cordón umbilical de niños recién nacidos sanos y a término, procedimiento insignia conocido como Prometeo-P.

Hoy día, Gabriela está 100 % recuperada y ha recobrado su movilidad, su vida social no solo se ha mantenido, sino que ahora es capaz de hacer un sinnúmero de actividades sin dolor, que antes no podía. Todo esto sin necesidad de varias cirugías de fusión que le habían recomendado, bloqueos con cortisona, terapias físicas o medicinas como los opioides que podían haberla convertido en una adicta.

Ella personalmente me pidió escribir su historia, porque tal vez usted se encuentre en su misma posición (antes de implantarse las células madre) y pueda claramente identificarse con ella.

Así que si usted, un familiar o amigo están interesados en recibir tratamiento con Células Madre o de Medicina Regenerativa, llámenos al (305) 598-7777. Para más información visite: www.stemcellmia.com en inglés y español o en YouTube @Stemcellmiami. También síganos en FB y Twitter. Stem Cell Miami estará agradecido de que comente sobre el artículo o si desea escribirles directamente hágalo a: info@stemcellmia.com

Translate »